El arte ya no es más un deleite estético, es el caminar de las ruta de mis ancestros, es la trasformación de las vibraciones cósmicas en colores y formas armónicas que cura el espíritu y sana la existencia humana.